Me da verguenza 53355

La cuestión es que comenzaron a hablar sobre lo que cada uno buscaba y quería, y todos fueron contando sus aventuras y desventuras en este tema, hasta que una de las mujeres dijo: Lo que ocurre es que tenemos mala suerte en el amor. Les pedí que me dijeran por qué creían tener mala suerte en el amor. Unos me explicaron que porque siempre tropezaban con el mismo tipo de personas. Otros, que porque las mujeres buscan ciertos prototipos de hombrea lo que alguna replicó que igual que ellos, que solo buscan mujeres altas, guapas, jóvenes, etc. Les dejé hablar porque me interesaba escuchar todos los puntos de vista y las diferentes quejas. Como ha dicho Mari Mar, cuando salís y esto vale para ambos sexos vais con expectativas de encontrar, y eso os hace ser poco selectivos y parecer un pelín desesperados. Es decir, que soléis darle cancha al primero que se os pone a tiro. Y, lógicamente, si te haces invisible a otros ojos No sé si me entendéis, pregunté.

¿Por qué tenemos miedo al conocer a otras personas?

Tengo amigas que no se pueden apostar que, hace apenas cinco años, tampoco siquiera hubieran oído hablar de una app que ahora se ha convertido en imprescindible en su forma de ligar. Pasó el tiempo y, hace unas semanas, de nuevo con el tema Tinder sobre la mesa, mi amigo me contó que se había desinstalado la app, después de poco menos de un año de aprovechamiento. Y sus razones para hacerlo le recordaron a lo que yo le había contado.

Cuando Tinder me parecía una buena idea

Claro que sabemos que no todos daughter unos idiotas. Pero la verdad es que hoy en día los chicos ya no se esmeran en el coqueteo. No te pedimos algo acreedor de Jane Austen, solo queremos anatomía cortejadas y que lo hagas perfectamente. Sabemos que no eres nuevo en todo este juego de las citas a través de aplicaciones para el móvil.

392393394395396